Despiece del pollo como en las pollerías

Un buen cocinero sabrá despiezar desde un simple pollo, hasta una ternera entera.

¿Alguna vez os habéis visto con un pollo entero y no sabíais cómo desmontarlo? Mi madre me decía el otro día, que ella lo parte como buenamente puede, o sea, “a hachazo limpio”; y un pollo a trozos en el que no se distinguen pechugas de muslitos, sólo nos puede valer o para paella o para guisarlo.

Y a mí me gusta cada cosa en su sitio. Si quieres aprender a despiezar un pollo, sigue estos sencillísimos pasos:

-Mucha higiene a la hora de manipular el pollo crudo para evitar contaminación cruzada (salmonella), es decir, evita que otros alimentos entren en contacto con la carne cruda del pollo para que estos y viceversa, no se contaminen.

-Preparamos tabla de cocina y cuchillo cebollero bien afilado.

-Limpiamos de víceras. Nos ayudamos de papel de cocina para arrastrar todo sin dificultad.

11046130_10206274544364173_775751334_o

-Ponemos el pollo sobre la tabla, en posición vertical.

Hacemos dos pequeños cortes entre el muslo y la carcasa.

Como veis en la segunda imagen, doblamos los contramuslos hacia abajo para descoyuntar el hueso. Terminamos de separar con ayuda del cuchillo y dividimos los contramuslos en dos mitades, con un golpe de cuchillo.

11064200_10206274549524302_1049347749_o 11067791_10206274549364298_1955485641_o

11015727_10206274550764333_855359946_o

 

Vamos a sacar las alas. Para ello, las abrimos y estiramos. Hay que hacer el corte por la zona más abultada que está pegada a la pechuga. Damos dos pequeños cortes en cada ala, hasta que se separen de la carcasa.

11032408_10206274555604454_112577960_o

 

 

Ahora debemos quitar la piel que protege las pechugas; para ello, introducimos los dedos entre la piel y las pechugas y tiramos suavemente hasta despegarla por completo.

Con el cuchillo, hacemos un corte longitudinal entre la pechuga y el hueso central. Con la punta del cuchillo, seguimos el corte y vamos sacando la pechuga poco a poco, pegando bien el cuchillo a las costillas.

11064495_10206274580365073_58419614_o

Fileteamos las pechugas al gusto. Y guardamos la carcasa para hacer un rico caldo, ¡eh! 😉

Ya tenemos el pollo despiezado. ¿Qué os ha parecido? Muy fácil, ¡a que sí! Espero que os sirva de ayuda y que nos veamos en la próxima entrada.

Gracias, gourmets. Geno.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s